¿Son Las Adopciones la Única Solución?

Los verdaderos factores que pueden ayudar a solucionar el problema de los perros callejeros.


Mujer disfrutando un buen momento con su cachorro en un bello atardecer
Atardecer en azotea con tu perro




Vamos a cambiar el guión y empezar a mostrar empatía y bondad. Vamos a empezar a desafiarnos a nosotros mismos a ser los más grandes seres humanos que podamos ser en cada momento y por este proyecto.




La situación de la inmensa cantidad de perros en la calle y el maltrato que sufren en República Dominicana es un tema que se ha tocado muchas veces, sin embargo aún no sentimos que se ha logrado algo significativo. ¿Qué falta?


Este tema no es algo sencillo que se logra con el deseo, tampoco se logra posteando en las redes lo que soñamos, mucho menos atacando a otras personas sobre lo que creemos que deben hacer. Mas bien es una labor individual de cada uno de nosotros y reconocer que para cambiar la situación actual en la mayoría de ciudades se necesitan años.


Cuando aceptamos esos puntos como válidos podemos empezar a actuar en base a lo que cada uno de nosotros puede hacer. Olvidémonos de todo el tema de culpar a quienes lo hacen mal, vamos todos a enfocarnos en quienes lo hacen bien y cómo podemos encomiar y motivar a éstos a seguir haciéndolo. Es una acción individual que lleva a poco a poco a trabajar en conjunto como una comunidad unida.


Cuando digo comunidad unida, parecería redundancia, pero de seguro has visto como en grupos que luchan supuestamente por una misma causa se atacan entre sí o el tema más candente siempre es arrojar fuego a otros que no quieren apoyar la causa. Vamos a hacer totalmente lo opuesto, vamos a cambiar el guión y empezar a mostrar empatía y bondad. Vamos a empezar a desafiarnos a nosotros mismos a ser los más grandes seres humanos que podamos ser en cada momento y por este proyecto.


Con esto sobre la mesa, recojamos las cartas y coloquemos otras. La situación en un país como República Dominicana con los perros en las calles no tiene un culpable a quien señalar. Somos todos responsables de lo que ha sucedido y sigue sucediendo. La educación seglar no incluye programas de concientización con las mascotas, los gobiernos no imponen proyectos intensivos para regular la cantidad de perros en las calles, refugios efectivos, un presupuesto decente para trabajar hasta lograrlo. Quienes empiezan los proyectos terminan agotados y sin recursos para continuar. Por eso en vez de plantear soluciones al problema, como si yo supiera la clave de lograrlo, planteo empezar a sentar las bases del cambio basados en la educación, el amor y la diligencia. Con prueba-error hasta dar con el mejor método podremos definir la mejor estrategia que nos llevará a una solución, no inmediata, sino a largo plazo y duradera.


Dejemos de buscar culpables por favor. He escuchado mucho que los criadores de perros de raza son la causa del problema. Si bien existen criadores muy irresponsables y que tienen fábricas de cachorros, no son la única causa del problema. Esto viene arrastrándose desde hace más de cien años, cuando en el país no era común que alguien pagara por un perro porque su presupuesto no lo podía permitir. Todo lo contrario, si cambiamos todos el discurso y dejaramos de tratarnos como enemigos y bandos contrarios lograríamos más. De hecho, que existan quienes conserven las razas criando de forma responsable con altos estándares es una de las formas reguladas que mejor existen de evitar que quienes no tienen educación adquieran cachorros de raza y luego los crucen sin ninguna regulación, esto hace que den perros baratos a quienes no tienen capacidad para cuidar un perro realmente. La regulación de la cría y trabajar en conjunto con quienes aman los perros, como los buenos criadores, es una clave fundamental para la solución de estos problemas.


¿Quién mejor que alguien que se desgasta por sus perros para darles una vida digna y proveer a otros con un cachorro de conducta específica para su necesidad? Estamos del mismo lado y debemos unir esfuerzos para que quienes adquieran perros sean personas que puedan costear realmente el tener un perro de raza. Los mismos criadores responsables debemos unirnos a las causas que intentan solucionar este problema de los perros callejeros, promoviendo las adopciones y rescatando según sus posibilidades. Hay muchas formas, solo debemos plantearlas y empezar a trabajarlas. No importa si es una sola persona por ciudad, lo importante es empezar a trabajar.



¿Qué opinas, tienes algunas sugerencias que podamos aplicar?


















2 visualizaciones0 comentarios